AMAUTA GARCÍA

Entelequias | Pedregal de Santo Domingo, Ciudad de México | 9 de abril, 2011

La necedad de señalar que la realidad no es un hecho consumado e inamovible me llevó a organizar “Entelequias”,* una intervención que forma parte del proyecto Santocho Querido. El objetivo del proyecto es recaudar y distribuir microhistorias que nos recuerden la capacidad humana de apropiarse física y simbólicamente un espacio urbano a partir de la organización colectiva. Tomé como eje principal al Pedregal de Santo Domingo, una colonia popular ubicada en el sur de la Ciudad de México, fundada tras una invasión ilegal de terrenos y desarrollada por medio de la autoconstrucción.

Durante todo el proyecto he recaudado historias de personas que migraron, invadieron terrenos y se organizaron para construir sus hogares, sus calles, sus leyendas. Este material previo sirvió para realizar “Entelequias”.

En la intervención, algunos colaboradores y yo repartimos playeras serigrafiadas con la historia de la colonia, a cambio de que las personas nos contaran la manera en que invadieron sus terrenos y construyeron la zona. Al mismo tiempo repartimos postales con la pregunta “¿Qué cambiarías de Santo Domingo?”. Los vecinos escribían su respuesta en la

postal, nos la dejaban y se llevaban otra que aún no había sido llenada. Por un lado de la postal estaba impreso el mapa de la colonia y por el otro la historia de algunas calles.

Entre las respuestas hubo dos extremos: desde el señor enojado que denunciaba gritando la imposibilidad de cambiar la realidad –y nuestra falta de autoridad para decir lo contrario–, hasta la señora que, gustosa, nos dijo que enmarcaría la playera porque era parte de su historia. El juego de estos extremos marca la diferencia de reconocernos, o no, como sujetos activos de nuestro propio devenir, situación inquietante si tomamos en cuenta que en la interpretación del pasado se forman narrativas que explican nuestra relación con el entorno. Reconstruir continuamente las historias de Santo Domingo es recordar que somos agentes activos en el acontecer de nuestra realidad, y que ésta es moldeable a pesar de que el cansancio de la vida cotidiana nos diga lo contrario.

Colaboradores

Diseño e impresión de playeras: Etnic (Ruth Acosta y Héctor Espinoza) Diseño de módulo: Gabriela Castillo